¿Qué comer y qué NO comer si intentas quedar embarazada?

Si estás intentando quedar embarazada y llevas varios meses intentándolo, probablemente habrás leído y escuchado multitud de mitos que se contradicen entre sí, te confunden, o simplemente no parecen tener la lógica y efectividad que prometen.

No obstante, los expertos recomiendan seguir una dieta saludable que permita no solo mejorar las condiciones de fertilidad para hacer menos prolongada la espera de quedar embarazada, sino también preparar el cuerpo para permitir el desarrollo perfecto del pequeño ser humano que crecerá en tu vientre.

Como en la mayoría de las dietas que tienen como objetivo mejorar el desempeño del cuerpo y organismo, un régimen alimenticio basado en la proteína magra y abundantes vegetales es la solución.

Te gustaría leer → ¿Es malo que los bebés duerman en la cama con sus padres?

De acuerdo con un estudio llevado a cabo en 17.000 mujeres, aquellas que sostuvieron una dieta baja en consumo de grasas trans y proteína animal y altos niveles de productos lácteos con alto contenido de grasa y hierro no hemo de origen vegetal, observaron una reducción del 69% de probabilidades de sufrir desórdenes ovulatorios o tener problemas de infertilidad.

La clave está en entender qué debes evitar

Según lo explica un especialista en el tema en el libro ‘Taking Charge of your Fertility’ (Tomando el control de tu fertilidad, por su traducción al español), la clave al intentar quedar embarazada radica más en identificar cuáles son los alimentos que se debe evitar consumir, más allá de intentar ingerir cantidades exageradas de otros productos.

De esta manera, Toni Wechsler, autor del manual, sugiere limitar tanto antes como durante el embarazo, la ingesta de comidas refinadas, azúcar y productos que contengan aditivos. Además, hace referencia a estudios que han logrado relacionar el consumo de alcohol y café con deficiencias para quedar embarazada o abortos involuntarios, respectivamente.

Te recomendamos → Abrazar a los bebés los hace más ‘inteligentes’, revela investigación

Por el contrario, el consumo regular de frutas, vegetales, proteína magra y cereales integrales, ayuda a preparar el cuerpo para la concepción y puede acelerar el proceso, evitando posibles complicaciones en cualquiera de las etapas.

Sin embargo, los especialistas recomiendan no desarrollar una obsesión alimenticia cuando se está intentando quedar embarazada, puesto que esto podría generar estrés en la mujer y complicar su propio reloj biológico, haciendo más difícil la concepción.

Sabemos que disfrutarás seguirnos en Twitter


Síguenos en Facebook