Errores de belleza que seguro has cometido y que no debes repetir

Todas hemos acudido en algún momento a la opción más fácil y cómoda al momento de salir o ir a una primera cita; en esos afanes podemos llegar a cometer algunos errores que nos hacen padecer cuando vemos fotos que reflejan nuestro estilo.

Aunque algunas situaciones o elecciones son inevitables, pero es el momento de que seamos conscientes que podemos evitar equivocarnos con nuestros trucos de belleza y por eso te traemos los tropezones más comunes para que no los repitas.

Mira también → Cinco famosos que no creen en las relaciones

  • Probar maquillaje o productos de belleza cuando tienes un encuentro
    importante:


    Lo mejor para esos momentos importantes, para esa cita esperada o para esa importante entrevista de trabajo es que uses productos que tienes dominados y que sabes que funcionan fantástico, sin embargo, nuestra curiosidad por probar maquillaje nos puede traicionar.

    No debemos intentar cosas nuevas cuando tenemos momentos cruciales porque podrías tener una reacción alérgica o en el menos peor de los casos terminar con tu maquillaje corrido o el rostro reseco.

  • Usar ropa de la talla incorrecta:
    Puedes perder la elegancia y la gracia por usar una prenda muy ajustada o que tu figura se pierda si no usas ropa de tu talla, la ropa grande tiende a englobar tu figura y te hace ver descuidada.

    Trata de encontrar siempre conseguir la talla correcta, si no la hay en ese vestido que amaste, puedes buscarlo en otro color, pero siempre en la que te favorece.

    Te gustaría leer → ¡Embarazos dobles! Aumenta tus posibilidades de tener gemelos o mellizos

  • Pintarse las uñas de afán:

    Tener las uñas impecables nos hace sentir muy seguras, aunque arreglarlas a la carrera nunca es la mejor elección porque puedes terminar arruinando por completo tu esfuerzo, ya que necesitan tiempo para secarse y dar los toques finales.Sin las precauciones adecuadas puedes poner demasiadas capas y dejarlas grumosas.
  • Cortarte el cabello tu misma:


    Esto pocas veces terminará perfectamente bien, puedes terminar haciendo un desastre con tu flequillo o tus puntas, cortar de más o hacerlo con la herramienta inadecuada, es mejor que siempre lo dejes en manos de un profesional y evites malos ratos, que en ocasiones no se pueden arreglar.

Sigue estas recomendaciones para que no tengas inconvenientes a futuro y visita nuestro Facebook para más consejos de belleza: 


Síguenos en Facebook