Esta campaña de ropa para maternidad es la dosis de realidad feliz que necesita toda mamá

Cuando nuestro bebé nace, la primera comida que debe ingerir es la leche materna, ésto para nosotras como mujeres es una experiencia única y hermosa, sin embargo, puede resultar muy incómodo, cuando estamos en público.

Esto sin mencionar que la ropa que nos colocamos a diario, suele ser muy difícil al momento de dar pecho, por eso, te mostramos diversas prendas de ropa para que te sientas completamente a gusto.

Te puede interesar: Beneficios de la lactancia materna para las madres

Cada vez más son las marcas que se dedican a la ropa premamá y a la moda en general que tiene que ver con la maternidad y los más pequeños.

Bekia

Hay algunas, como las de tipo vaquero que ahora rejuvenecen tu cara, que sí que nos podrían servir. Para ello, primero hay que comprobar que el tejido no sea muy delicado, por si se llegara a manchar sin querer de leche. Tampoco es bueno que se ajusten demasiado, para que no se tenga una experiencia incómoda ni se marque la ropa interior.

-¡Elige tu prenda!

Siempre debes elegir bien las prendas que utilizarás en el periodo de lactancia:

  • Pull Down, sistema que incorpora broches al hombro, laterales o al centro y que permite baja la pieza superior y acceder a dar pecho levantando la capa secundaria
  • The Side, sistema en el que las prendas cuentan con una capa superior completa (conocida como falso) que disimula y cubre la capa de lactancia a la cual se accede por el costado permitiendo un acceso lateral al pecho
  • Ligt Up, sistema donde se levanta la pieza superior y se accede a dar pecho bajando la capa secundaria (o capa de lactancia)
  • Cross Over, sistema más tradicional de acceso, donde las piezas que cubren el pecho van cruzadas sobre éste, permitiendo un acceso ya sea por la parte superior al bajar la pieza o bien un acceso inferior levantando la pieza.

-Sujetador de lactancia materna

Lo que sin lugar a dudas si es un imprescindible en toda época del año, son unos buenos sujetadores de lactancia. Los sujetadores tienen que resultar cómodos,  que se ajusten al pecho y lo sujeten correctamente .

Además deben permitir un acceso rápido y sencillo al pecho, para dar de mamar a tu bebé. Tienes que tener en cuenta que no debes comprimir las mamas con sujetadores a presión.

La lactancia es mucho más fácil de lo que parece, solo hay que tener mucha paciencia, así que ¡Ánimo! 

Te puede interesar: Esta mamá fitness amamanta a su hija mientras hace yoga, y sus posturas son increíbles

Información de sermamá

Video cortesía: i24Mujer


Síguenos en Facebook