¡Siempre perfectas! 10 tips para hacer papas fritas dignas de restaurante

TODAS tenemos nuestro restaurante de comida rápido favorito en donde las papas fritas son sencillamente para morirse. ¿Pero por qué no nos quedan igual cuando las hacemos en casa?

Usualmente, aunque hagamos nuestro mejor esfuerzo, las papas fritas caseras nos quedan blandas y sosas; o peor aun muy quemadas o crudas por dentro. ¡Qué podemos hacer!

También te puede interesar: ¡Merienda rápida! Sushi de banana y Nutella en 5 minutos

Primero, no perdamos la cabeza; en segundo lugar te compartimos una lista con 10 tips muy útiles para que las papas siempre te queden perfectas, dignas de cualquier restaurante: doradas, crujientes y hermosas.

1- Aprende a elegir la papa: Lo mejor que puedes hacer es utilizar papas duras, descarta las clandas o las que estén un poc o verdes aun. Si no utilizas la papa correcta, aunque las comas apenas las saques del sartén te quedarán blandas.

2- El tamaño sí importa: ¡Pero el tamaño de la papa! Un grosos de unos 7mm y un largo de 6 centíetros apróximadamente asegura un buen contacto con el aceite en la cocción.

3- ¡El baño secreto!: Hay un paso previo secreto de todos los chefs que seguro nadie te había dicho, antes de cocinas las papitas, lávalas con agua fría para remiver el exceso de almidón, el principal responsable de que se peguen unas con otras. Así lograrás papas bien crocantes.

4- El punto de equilibrio: Un aceite nuevo tardará más tiempo en cocinar la papa; en el otro extremo, un aceite muy viejo y reutilizado hará que tus papitas tengan un sabor a viejo y quemado. Lo mejor es utilizar un aceite filtrado que ya fue utilizado un par de veces.

5- Sé generosa: No sea stacaña con el aceite, pues para cocinar unas papas perfectas necesitas de una buena cantidad. Una cocción perfecta estará garantizada si las papas están completamente sumergidas.

6-Unas buenas papas llevan trabajo: Si de verdad quieres las papas perfectas, prueba darles una pre cocción en agua hirviendo, luego fríelas por unos minutos, congélalas y dales una segunda cocción.

7- El frío truco: si las congelas antes de freír, quedarán mejor ya que el hielo hará que se elimine la mayoría que la humedad, dejará un interior cremoso y un exterior crujiente y dorado.

8- No muy caliente: La temperatura del aceite es importate, sabemos que hay que freirlas pero si está muy caliente las papas se quemarán. La temperatura ideal es entre 120°C y 150°C para la primera cocción; y de 175°C para la segunda. Eto lo puedes calcular fácilmente: si la papa se queda en el fondo, la temperatura está a unos 150 grados; pero siu sube rápidamente esta en unos 175°C.

9- Mejor poco a poco: Fríe tus papitas en varias tandas ya que si pones mucha cantidad a la vez, el aceite se enfría y no se te cocinarán completamente.

Tambié te puede interesar: ¡No la compres más! Aquí está la receta perfecta para hacer tu propia leche condensada en casa

10- El momento de la sal: Apenas saques tus papas del sartén, agrégales la sal, esto ayuda a absorber el excedente de aceite y así qedarán crocantes.

¡Ya lo sabes!

Estás lista para aplicar todos estos consejos y que te queden las mejores papas fritas qie has comido en toda tu vida. No es que se me esté haciendo agua la boca en este momento, pero definitivamente el esfuerzo lo vale.

¡Como toda una chef!

Con información de Planeta Joy.

También te puede interesar: Pizza de papas fritas | i24 Recetas

Video cortesía de i24Web


Síguenos en Facebook