4 consejos para evitar que tu hijo se chupe el dedo

Muchos padres se preocupan cuando ven a sus niños pequeños meterse los dedos en su boca. Aunque algunos lo hacen por estrés, otros por juego, ciertamente esta costumbre puede ser causa de serios problemas para la salud bucal.

Por eso, es importante que empieces a corregir este hábito, y aquí te traemos algunos consejos para que tu pequeño no se chupe el dedo.

Te puede interesar: 15 Claves que prometen ayudarte a criar a tus hijos

1-Cubre el dedo

Cuando cubras el dedo con un vendaje y el niño quiera llevárselo a la boca sentirá una textura y un sabor desagradable que hará que no lo vuelva hacer. Cambia la gasa dos veces al día.

2-Buscar alternativas para calmar al niño en momentos de ansiedad

Si tu niño se chupa el dedo cuando se siente ansioso o enfadado, busca alternativas como un abrazo, caricias o habla con él y atendiéndolo en sus emociones.

3-Proporcionarle distracciones

Cuando el pequeño se chupa el dedo porque está aburrido, es aconsejable proporcionarle otras distracciones en las que tenga que usar sus manos, por ejemplo, algún juego con plastilina, manualidades, entre otros.

4-Busca a un especialista

Si la frecuencia e intensidad del hábito es desproporcionada e incontrolable, será necesario que consultes con un psicólogo infantil. Una succión desbordada del dedo puede esconder un trastorno más profundo.

Teniendo paciencia y llevando a cabo estos consejos, seguro que será más fácil evitar que tu niño se chupe el dedo.

Te puede interesar: ¡No te lo pierdas! Una miniguía de 9 consejos para los padres que quieren enseñar valores a sus hijos

Con información de sermama.com

Video cortesía: i24Mujer


Síguenos en Facebook