¡Levántate con buen humor! Claves de oro para despertarse con el mejor ánimo

Levantarse de buen humor es algo que todos deseamos, pero a veces esto se sale de nuestras manos, y nos despertamos con una actitud poco favorable, con sueño o amargura de pararnos temprano, y es totalmente normal, pero no lo mas saludable.

Por eso te voy a dejar algunos tips para que puedas inspirarte a despertarte feliz y con la mejor energía de comenzar un nuevo día, enfrentar nuevas oportunidades y aquí te dejo algunas de ellas. Recuerda que lo esencial es descansar muy bien sin interrumpir nuestro sueño para poder tener un buen desempeño durante el día.

– La alarma o sonido con el que te despiertas es indispensable, incluso definirá el estado de ánimo que tenga. Debemos colocar una suave y relajante que nos permite despertarnos cómodamente sin esta sensación agobiante. Date tu tiempo de despertarte bien, estirarte, recoger la cama y levantarte. Procura que lo primero que hagas sea lavarte el rostro con agua, para que te ayude a quitar el rastro de sueño y podamos activarnos rápidamente.

– Levántate motivado. Deja esa actitud negativa y desanimada a un lado, recuerda que tienes sueños y metas que cumplir y que debes trabajar cada día para lograrlos. Porque si tu no lo haces, alguien te contratará para trabajar por los suyos. Recuerda que cada día es una nueva oportunidad para intentarlo ye so debería ser suficiente motivación.

– Haz un desayuno delicioso. Para despertarnos felices y motivados necesitas algo bueno que nos incentive, como por ejemplo un deliciosos y nutritivo desayuno, esta es la comida más importante del día y en la que más podemos comer carbohidratos y prácticamente lo que queramos. Tomate tu tiempo para desayunar con calma y recargas energías para todas las actividades del día. Si eres de las que no tiene tiempo, trata de dejar todo preparado en la noche anterior.

– Descansa las horas suficientes. Debemos dormir por lo mínimo 7 u 8 horas diarias, para poder descansar el cuerpo y mente y recargar energías para el día siguiente. Si madrugamos o dormimos pocas horas, nos levantaremos sin ánimos de nada y de muy mal humor. Respeta tu tiempo de descansar y dormir, no dejes que nada te perturbe. Ni luz, ni bulla ni ningún tipo de estrés.


Síguenos en Facebook