La verdad detrás de la “dieta alcalina” que Victoria Beckham y Jennifer Aniston cumplen al pie de la letra

Sé que existen muchas dietas que distintas celebridades ponen en práctica para lucir hermosas. Pero, hay una en particular que se llama “alcalina” y ha resultado ser la favorita de Victoria Beckham y Jennifer Aniston.

¿En qué consiste?

Pues, en mantener el cuerpo con un pH alcalino comiendo únicamente alimentos tipo lechuga, espinacas, pepino, zanahoria, té verde, jengibre y frutos secos crudos.

Foto: Salud

Ojo, la acidez o lo alcalino no tiene absolutamente nada que ver con el sabor. Un ejemplo de ello sería el limón, el cual es muy ácido pero tiene un pH alcalino, por lo que está permitido en esta dieta.

Te puede interesar: Detalles de la dieta que cumplía Audrey Hepburn para lucir siempre ¡PRECIOSA!

¿Cuál es su fin?

Proteger tu cuerpo de desarrollar cáncer porque según los amantes de esta dieta como Beckham y Aniston, las enfermedades se producen en organismos ácidos, a pesar de que no haya estudios científicos que avalen por ejemplo que el cáncer de colón se da solo en cuerpos con pH ácido. Al respecto, la nutricionista Patricia Lozano Vélez explicó lo siguiente:

“Tendremos un pH ácido cuando el pH sea inferior a 7 y alcalino cuando es mayor que 7. Lo contrario, lo ácido, en exceso, suele ser nocivo. Como ejemplo ilustrativo, las células cancerígenas no pueden vivir en medios alcalinos pero sí en ácidos”.

Foto: Salud

Asimismo, varios expertos de nutrición indican que esta dieta a pesar de ser saludable, puede también ser riesgosa porque el llevarla a los extremos podría tener consecuencias irreversible.

Te puede interesar: ¡Atentas! El peligroso reto de la “Dieta Cenicienta” que se está haciendo viral

Por lo menos Jennifer la cumple al pie de la letra, y sin duda, se ve hermosa. Porque claro, no llega a los extremos.

Foto: People

Sin embargo, Victoria sí ha llegado a ser criticada por su bajo peso, pero es porque ella además de cumplir esta dieta no consume ningún alimento con azúcar refinada ni comidas procesadas, no le gusta el café ni el arroz, entre otros.

Foto: People

Recordemos que el truco está en además de tener buenos hábitos alimenticios, en no crear obsesión por perder de peso. No es necesario eliminar de raíz los alimentos, sino reducir el consumo. Debemos estar conscientes de hasta dónde podemos llegar antes de cumplir este tipo de dietas. ¿Vale?

Con información de La República


Síguenos en Facebook


Recibe las mejores historias en tu bandeja de entrada

Inicia sesión con

O

No te preocupes, no hacemos spam

LO MÁS VISTO
LO ÚLTIMO
Recomendado