El chillido de las puertas ya no será una molestia gracias a estos trucos

No hay nada más molesto que una puerta que tengo un chillido o haga mucho ruido al tan solo moverla, y esto puede ser por varios motivos que luego revisaremos. Lo cierto es que aquí te voy a enseñar algunos trucos para que pruebes en casa y tus puertas y bisagras queden como nuevas, sin hacer ningún escándalo al abrir o cerrarla.

– El detergente puede ser un gran aliado para suavizar los chillidos de las puertas del hogar, que a veces con los años empeoran y que son muy molestos. Para usarlo, vierte unas gotas en las bisagras de las puertas o ventanas y esto eliminará los sonidos. También funciona para gabinetes o armarios y es un truco económico y fácil.

– El talco aunque no lo creas puedes hacer maravillas, mas allá de usarse para el cuidado de la piel. Espolvorea un poco de este polvo blanco en las bisagras, que permitirá que se deslicen con más facilidad, sin rastro de ningún sonido. Especialmente cuando las abrimos o cerramos de noche, causando un gran escándalo.

Estas son opciones rápidas y económicas que nos permiten atacar de inmediato estos sonidos en el hogar. Otra buena opción es la cera, que puede ser de las que vienen en pote o de la vela. Frota un poco de este producto en la bisagra que suena y prueba moviéndola que ya no lo hará más. Efectivo y rápido. También se puede usar para cierres de pantalones o bolso que tiendan a pegarse.

Con información de meteofan.net/


Síguenos en Facebook