Angelina Jolie, cambiando el mundo, haciendo historia

Una persona puede admirar a otra por muchas razones, alguna puede ser por las vivencias en su pasado, otra por una extrema belleza, por la personalidad arrolladora que posea o por la ideología de vida que decida tomar, pero ahora ¿existe alguien que pueda ser admirado por todos esos motivos juntos? Pues entonces no conoces la vida de esta gran mujer.

Angelina Jolie Voight es una estadounidense nacida el 4 de junio de 1975, que teniendo una vida llena de malas relaciones con su padre, una adolescencia tormentosa víctima el bullying y la autoflagelación jamás imaginó que se volvería icono Mundial en referencia a la buena voluntad.

Una infancia no tan bella

Aunque no lo creas, Angelina no tuvo una infancia tormentosa por maltrato parental o hambre, pero sí una adolescencia difícil a causa del bullying y los problemas psicológicos que le trajo este trato, al punto de volverla una chica rebelde volviéndose una irreverente niña vestida de negro, cabello morado y cortadas en su piel hechas por ella misma que le ocasionó varias cicatrices en su cuerpo.

Esta mujer es una guerrera interna, una vez que logró abrir sus ojos a la realidad y la vida, decide volver a estudiar actuación y es cuando al finalizar encuentra, luego de varias participaciones, un papel protagónico importante, interpretando un personaje de videojuegos llamado Lara Croft, ahí fue el comienzo del éxito para esta gran personalidad.

Un personaje, un éxito mundial

Los éxitos se vieron contados por ciertos papeles desacertados, pero jamás fueron impedimento para seguir en el mundo del 7mo arte, hasta que un personaje en una película, grabándose en Camboya le dio otro giro a su mundo.

Angelina en una grabación descubrió el hambre en el mundo, conoció la deshidratación y la pobreza extrema, hecho que la marcó y la hizo actuar de manera inmediata, aflorando así, su personalidad bondadosa, preocupada y abnegada. Fue nombrada embajadora de buen voluntad debido a su arduo trabajo en los países del medio Oriente y África, luchando por los derechos de la mujer explotada durante la guerra siendo víctimas de abusos físicos y sexuales, aparte de mostrar la realidad de la desnutrición Mundial y realizando incontables donaciones a través de su fundación para proyectos y trabajos con propósitos de mejorar los países más necesitados.

La bondad es la fuerza del mundo

Pero, el recibir reconocimientos, adoptar niños abandonados en el mundo, tener un éxito profesional envidiable y un esposo deseado por muchas, no fue garantía de la felicidad plena y eterna, ya que desde el 2002, Angelina descubre que posee un gen importante, el que desarrolla en la mayoría de los casos el cáncer de seno y ovarios, lo que vuelve su mundo en un antes y un después para siempre.

Jolie, luego de varios exámenes y charlas médicas, decide someterse a una mastectomía e histerectomía, quitándose por completo sus mamas y ovarios para evitar un posible cáncer más adelante. Este hecho sin duda trajo secuelas, entre ellas se dice, que fue uno de los motivos por los que iniciara un proceso de separación con el actor Brad Pitt, pero con el tiempo se habló que eran fallas de parte de Pitt por consumo de estupefacientes como la marihuana y maltrato infantil.

En la vida nada es perfecto, no porque veamos una celebridad conocemos su vida a puerta cerrada, son muchos los artistas que padecen de problemas desde su infancia o a raíz del éxito profesional, lo que sí es seguro, es que en cada uno está actuar y pensar en una forma de ayudar, Angelina es una de las representantes más importantes en una ONG, en donde admiramos su capacidad de amar, preocuparse, ayudar e intentar resolver poco a poco, un problema que es realmente responsabilidad de otros.

Hoy, nuestra mujer de la semana es Angelina Jolie, porque nos enseña a ser bellas por dentro y por fuera, a no vivir de apariencias, a realmente amar al prójimo y al mundo con todo y los problemas que podamos padecer.


Síguenos en Facebook