Consejos para bañar a tu gato sin que termines toda rasguñada

Todos los que tenemos mascotas saben que nos toca una gran responsabilidad, cuidarlo, alimentarlo y mantenerlo aseados, pero esta última es bastante difícil cuando de un felino se trata.

Los gatos son un animal hermoso y tranquilo como mascota, hasta que le echas agua. Por lo que bañarlo será todo un reto paras ti. Así que toma en cuenta estos consejos, para que puedas asear a tu gato sin terminar toda aruñada.

Primero debemos mantenerlo calmado, un gato estresado por los nervios puede ser capaz de cualquier cosa, salir corriendo, arruñar, o atacar al que este a su alrededor.

Un punto importante es acostumbrarlo desde pequeño a no temerle al agua, incluso puede legar a simpatizarle, de modo que la hora de baño será más llevadera.

Procura tener una manguera o ducha con la que puedas bañarlo cómodamente, y no con el chorro de agua directo. Porque así puedes manipular el agua.

Al bañarlo aplícale los productos adecuados para tu mascota, sea perro o gato. Su champú, y cuidado al restregarle los ojos u orejas, son las zonas más sensibles.

Finalmente, sécalo muy bien después del baño. Puedes hacerlo con una toalla, con un secador o al aire libre. Si es con secador, procura no acercárselo mucho.


Síguenos en Facebook