Si te encanta el Kéfir de leche, aquí te doy su receta para hacerla

El kéfir de leche es una bebida láctea probiótica que aporta beneficios al organismo en general, muy utilizado por aquellas personas seguidoras del fitness y la alimentación vegana. Aunque debe consumirse con moderación y su preparación debe hacerse con cuidado, es importante su consumo para purificar el cuerpo y esto dará como un gran resultado, menos peso y más salud en el cuerpo.

Su preparación se basa en eliminar un hongo que trae este alimento, ya que de no ser exterminado de forma completa, puede traer malestares y no es lo que se quiere, por eso, presta atención para hacer tu propio Kéfir, intégralo y suplántalo por la leche procesada y tu cuerpo te lo agradecerá.

Paso a paso cómo hacerla

  1. El primer paso es conseguir nódulos de kéfir, es decir, el hongo que fermentará la leche. La tradición dice que debe ser regalado y no comprado y es fácil conseguir nódulos (también llamados gránulos) de regalo por internet (si no conoces a nadie que tenga) porque este hongo crece a gran velocidad y hay que dividirlo frecuentemente para que no nos quede una bebida demasiado agria porque, a más nódulos de kéfir, mayor será la fermentación y más fuerte será su sabor.
  2. Introduce en un tarro de cristal los nódulos de kéfir con leche (lo ideal es que sea leche entera). La cantidad de leche no deberá sobrepasar los tres cuartos del tarro.
Cosas caseras

Te puede interesar: ¡Para mantener la meta! Incrementa tus recetas con estas cenas para adelgazar

  1. A continuación, procede a tapar con un paño o gasa el tarro y a sujetarlo con un cordel. No debes emplear una tapa hermética para que el kéfir respire (debes tener en cuenta que durante el proceso de fermentación se produce gas)
  2. Déjalo reposar durante 24 horas, o 36 horas si deseas un sabor más fuerte. Deberá estar a temperatura ambiente, pero en un lugar que no sea ni muy frío ni muy caluroso, y nunca en nevera porque en la nevera no se producirá la fermentación de la leche.
Pinterest

Te puede interesar: ¡Primer propósito del 2018 listo! Empieza caminando y conoce todos los beneficios que tendrás

  1. Pasado este plazo de tiempo procederemos a colar el kéfir de leche. No deben utilizarse recipientes metálicos ni de aluminio por lo que deberás buscar un colador no metálico y remover suavemente con una cucharita de madera o plástico para no dañar los nódulos.
  2. El líquido obtenido es nuestra bebida de kéfir de leche, la cual puede recordarte con su sabor y textura a un yogur líquido, aunque el kéfir es ligeramente más ácido, por lo que puede ser endulzado con azúcar o edulcorantes. No se recomienda en este caso emplear miel por el efecto antibiótico que esta posee frente a determinados microorganismos y que, por tanto, podría perjudicar el efecto probiótico del kéfir.
Cosas caseras

Te puede interesar: Adelgaza con este plan de ¡solo 5 días!

  1. Los nódulos de kéfir deberán volver a ser introducidos en leche en un recipiente limpio de cristal y cubiertos con una gasa para comenzar de nuevo el proceso de fabricación de kefir de leche.
  2. Una vez a la semana deberás enjuagar los nódulos de kéfir con agua, a ser posible, no clorada.

Receta cortesía de comeconsalud.com

Cosas caseras

Te puede interesar: Conoce los beneficios del agua con limón aparte de bajar de peso


Síguenos en Facebook