Conoce las actitudes que tomas y los espanta ¡No lo hagas más!

Capaz te haces preguntas cada vez que terminas una relación, o ni siquiera, cuando peleas con tu novio te cuestionas todas esas veces ¿seré yo? ¿Por qué a mí? Pues tu puede que no te des cuenta, pero la falla si puedes ser tu actitud, es por eso, que luego de una ruptura o pelea marital, es bueno tomarte un día o dos a analizar la situación, el motivo de la discusión y la actitud que tomaron ambos ante el problema.

Lo que quiero en esta nota, es ayudarte a entender, dándote esas señales que deben indicarte que probablemente seas tú la del problema, que los espanta por tu forma de ser, que aunque no lo veas mal, podría ser tomado como asfixiante, sofocante y conflictivo, es por eso que quiero enseñarte, esas actitudes que no debes seguir tomando a ver si todo rio vuelve a su cauce y puedas retomar tu relación, o de iniciar otra, sepas que NO hacer.

 

Intentas mantener todo bajo control

El querer saber de él todo el día, lo que hace, come, escribe, etc, etc son actitudes que aunque tú lo veas como “preocupación” o querer saber que “esté bien” puede resultar realmente asfixiante. Recuerda que aunque lo ves como detalles, ellos lo interpretan como acoso, entonces déjalo respirar, tanta preguntadera lo tomará como una molestia y hará que se vaya de tu vida.

Constantemente criticas con buenas intenciones

Que si hace eso mal, que no sabe cómo hacer tal cosa, que por eso todo lo hace ella, que él no es capaz…todas esas frases son perjudiciales para la relación. A nadie le gusta que le digan que es inútil, incapaz o mediocre, mejor enfócate en resaltar sus virtudes y no tanto sus defectos.

Te puede interesar: ¿Estancada en tu propia relación amorosa? Mejor por en práctica estos consejos

No confías en él

Este es motivo suficiente para espantarlo. Creer que siempre te será infiel, que le gusta a todas sus amigas, que todas lo aman en secreto y no sé cuántas novelas más te puedas hacer. Dale el beneficio de sentirse en  buenas manos, que te puede contar todo y que no terminarás discutiendo por todo.

No sabes recibir muestras de atención

Creer que cada obsequio, detalle o salida sorpresa es motivo de algún hecho malo que hizo, remordimiento de conciencia, etc, es no apreciar que él sienta tanto amor por ti, que es capaz de darte una sorpresa para engrandecer el amor, es motivo suficiente para alejarlo de ti. Aprende a ser agradecida y confiada.

Te puede interesar: ¿Tendrás una relación abierta? Estos son los pasos a seguir para lograrlo

No respetas sus pasatiempos

Pensar que solo lo que tú haces es importante, valeroso y demás, es menospreciar los atributos de tu pareja, por eso, respeta sus momentos de pasatiempos y hobbies, porque son motivos para sentirte orgullosa de sus éxitos, de lo contrario, lo espantarás con tu actitud de “solo lo mío es importante”.

 Insistes en que renuncie a sus amigos

Cambiarle las amistades, el pasatiempo, el trabajo y toda su vida, es motivo suficiente para espantarlo. Recuerda que lo conociste así ¿por qué querer cambiarlo ahora? Prohibirle sus amistades y salidas es lo único que se necesita para dejarte. Pensar solo en ti y tu vida es mucho egoísmo, entonces mejor quédate sola y así no cambia nadie ni te dejan.

Te puede interesar: Este es el secreto para encontrar el amor de tu vida


Síguenos en Facebook