Salen a la luz últimos datos sobre la autopsia de Chester Bennington

Apenas tenía 41 años de edad, toda una vida por delante, y una carrera artística que, gracias a su talento y Linkin Park, iba en aumento. Sin embargo, Chester Bennington, decidió suicidarse el pasado 20 de julio, y su muerte, sigue doliendo como el primer día.

A casi cinco meses de ese hecho lamentable, han salido a la luz datos sobre la autopsia del cantante, los cuales revelan que para ese momento habría una pequeña cantidad de alcohol en su cuerpo, esto, según un informe de la Oficina del Coronel del Condado de Los Angeles.

Foto: People

Por si eso fuera poco, Chester “presuntamente positivo” para el éxtasis, sin embargo, dos análisis de orina adicionales no detectaron dicho estupefaciente. Por lo que, se concluyó que para ese día, no estaba bajo sus influencias.

Te puede interesar: La última e inolvidable fotografía de Chester Bennington antes de morir

Siguiendo lo que decía el informe de la autopsia, la policía descubrió una botella recetada de Zolpidem, un Ambien genérico, un vaso de cerveza  y una botella vacía de Stella Artois. Aparte, se encontraron fragmentos de uñas debajo del iPhone del músico y sobre una mesita de noche.

Ante esto, su pareja, Talinda Bennington reveló que era un hábito del cantante; sí, el comerse las uñas.

Foto: People

Además, se pudo conocer que Chester se encontraba en un programa de tratamiento ambulatorio, y una “aparente biografía” escrita por su puño y letra apareció en la habitación del hotel, más no era una nota suicida.

Te puede interesar: Chester Bennington, vocalista de Linkin Park, se suicida a los 41 años de edad

En conclusión, la causa de la muerte de Bennington fue, en efecto, un suicidio por ahorcamiento. Pero, lo más doloroso, es que según su esposa, esta no habría sido la primera vez que Chester pensó en atentar contra su vida, ya que en 2006 ya había amenazado con hacerlo.

Con información de E! Online Latinoamérica


Síguenos en Facebook