Martín Gallí: El chico que renunció a su trabajo solo para poder conocer a su ídolo, Lionel Messi

Si hay detalles con los que cuenta Lionel Messi además de su familia, es con sus premios alcanzados gracias a una carrera exitosa por el fútbol. Eso, sumado, a los millones de seguidores alrededor del mundo quienes, día a día, mantienen la esperanza de poder llegar a verlo en persona.

De hecho, quienes han podido lograrlo, no paran de compartir y comentar el momento a través de sus respectivas redes sociales. Pero, hay otros a los que se les puede hacer “un poquito” más inolvidable el llegar a conocer a su ídolo, como el caso de Martín Gallí, un argentino que dejó todo a un lado solo para poder conocer en persona a Messi.

Desde su renuncia al trabajo, hasta recoger sus maletas para comenzar con su “#OpertivoMessi”, logrando no solo verlo en persona sino hasta tomarse un selfie con el jugador. “Soñaba con conocerlo. Siempre lo vi como algo imposible estando en Mar del Plata”, reveló.

Foto: Instagram

Siendo el pasado 18 de octubre, el momento en que logró cumplir su sueño. Martín se encontraba trabajando en una sala VIP, por lo que él no quiso perder la oportunidad y se dirigió a él diciéndole: “Leo, ¿te puedo dar un abrazo? Tenía ganas de quedarme a vivir en sus brazos”, a lo que Messi accedió.

Martín pudo entregarle hasta una carta que había escrito.  Y, al notar el nerviosismo del chico, Leo solo le dijo: “Tranquilo boludo, no pasa nada”.

Te puede interesar: Mirada del hijo de Cristiano Ronaldo hacia Lionel Messi en los premios “The Best” se hace viral

CONOZCAMOS SU HISTORIA:

Fue en junio cuando llegó a Barcelona, su primer plan era saltar a la cancha durante un partido, pero no lo hizo por no querer pagar una elevada multa y quedar con antecedentes plasmados en su pasaporte.

El empeño por acercarse a Messi hizo que lograra conseguir trabajo como uno de los camareros del servicio de catering del Camp Nou.

Te puede interesar: Presta atención a esta fotografía de Lionel Messi y entenderás el por qué se hizo viral

Sin embargo, antes de tomarse el anhelado selfie, tuvo dos encuentros con el futbolista, pero no resultaron como lo esperaba. En el primero, Martín se encontraba llevando una fuente con copas y mientras pasaba por el vestuario del Barca, se le cayeron y terminó cortándose la mano. ¡Auch!

Foto: Goal

Mientras que, en el segundo, pudo verlo cara a cara, pero, le causó tanta impresión que se quedó en blanco, incapaz de reaccionar. “Me quedé helado, no me salió ninguna palabra o gesto del cuerpo. Lo tenía en frente. Existía, Messi era real”, reveló.

Con información de La República


Síguenos en Facebook