¡No te preocupes! Estos trucos arreglan tus cierres o cremalleras en emergencias

Ok imagina esta situación, estas en una reunión en tu oficina, o en una cita con el hombre que te encanta y en cualquiera de las situaciones se te daña el cierre del pantalón, de una blusa o de la chaqueta y no tienes prenda extra en la cartera, creo que lo primero que de te viene a la mente es huir jajaja. Tranquila, no hace falta hacer nada muy radical.

Hoy te daré los trucos perfectos para que en caso de que te suceda y no estés en casa, puedas resolver y continuar con tu actividad tan placentera. De igual forma, siempre te recomendaré tener en tu cartera un pequeño neceser con algo de hilo, agujas y botones, de esta manera estarás preparada para cualquier situación o auxiliar a alguna amiga o compañero de trabajo.

 

Cuando la cremallera está dura

Si tienes una prenda de vestir cuya cremallera es un dolor en los dedos para subirlo o bajarlo, frota por toda la superficie una vela o un poco de vaselina, adiós dolores de dedos.

Youtube

Si la cremallera no cierra

Si compraste una prenda de vestir que vino con la cremallera defectuosa, no la botes, mejor  ábrela completamente y con ayuda de unas pinzas presionar un poco el “carro” de la cremallera, procura hacerlo solo un poco ajustado porque si no será muy difícil de moverla.

Pinterest

Te puede interesar: DIY: para curar las ollas de tu hogar

La cremallera enganchada

Con esta situación, pasa es que pudiste haber hecho un movimiento brusco y por eso se daña y  para repararlo necesitas tomar un lápiz grafito afilado y pasarlo por ambos extremos de la base donde está atorado el cierre. Otra opción es utilizar cacao de labios o una barra de jabón.

Youtube

Si tienes una cremallera rota

Amas ese vestido o ese pantalón, pero se te rompió la cremallera y ya lo das por perdido, no te preocupes, mejor haz un pequeño corte entre los dientes de la tela, procura no hacerlo tan cerca del final. Luego baja el cierre completamente y trata de ajustar los dientes de la parte superior de la tela cortada, después sube la cremallera. Toma una aguja e hilo y empieza a coser justo donde cortaste anteriormente para impedir que el cierre vuelva a pasar por ahí.

Youtube

Te puede interesar: DIY: Para hacerte tu propio splash


Síguenos en Facebook