Con estos consejos estarás tranquila con las amistades de tu hijo

No toda la responsabilidad de una madre es tener la comida servida y mantener la casa pulcra y con la ropa lavada, hay un cargo muy importante al que hay que tenerle los ojos puestos todo el día posible durante la mayoría de la edad que se pueda, estoy hablando de tus hijos y tu rol de madre, y es por eso que te diré como estar tranquila con su círculo de amistades y como llevar con calma esas personas que no consideres la mejor opción para tus hijos.

Si bien es cierto que todos los hijos son diferentes y crean su personalidad diferente y marcada, tu papel de madre juega un papel muy fundamental para no parecer la directora Troncha Toros. Tus hijos deben contarte todas sus historias que sean buenas o malas te servirán para dar un consejo o para felicitar cual sea el caso, pero si te pones a ver, hay siempre un hijo con una actitud rebelde y que tienen por ende unos amiguitos no muy agradables a tu vista, entonces deberás aprender a sobrellevarlo para evitar futuros problemas familiares.

depositphotos jovenes 1Fuente.Depositphotos.com

Lo principal es hablar con tus hijos, decirles que hay ciertas cosas que no se ven bien en ese amigo, y que en lo posible evite copiar patrones de conducta que sean dañinos para él o ella. Nunca les prohíbas una amistad, es el pecado mortal de muchos padres, creen que prohibiendo logran librarse problemas y es todo lo contrario, tú fuiste joven y sabes que tengo razón.

Te puede interesar: http://i24mujer.com/HIJOS-Y-REDES-SOCIALES-COMO-LLEVAR-UNA-VIDA-TRANQUILA-Y-SEGURA-PARA-TUS-HIJOS

Si quieren estar en la casa déjalos, no hay mejor lugar para estar tranquila que teniéndolos en el hogar, no espíes sus conversaciones, pero si trata de tenerles algunas cosas para que amen ir de visita y no quieran pasar más tiempo en la calle o en otros lugares que no sabes en realidad que andan haciendo.

depositphotos jovenes 2Fuente:Depositphotos.com

Sé educada con todos, te caigan bien o no, son los amigos de tus hijos “por ahora”, entonces que ninguno de ellos tenga la base para no querer ir a tu casa porque les pones mala cara, los tratas mal o porque no eres agradable, recuerda que en los otros hogares a tu hijo le pueden hacer lo mismo.

A medida que pase el tiempo te darás cuenta que ellos sabrán que cuentan contigo, y la confianza seguirá subiendo conforme crecen y esa unión se irá poniendo como una roca sin forma de destruirla.


Síguenos en Facebook