Lo cuenta todo: Estas fueron las 11 cosas extrañas que la depresión postparto le hizo a su cuerpo

Esta mujer cuenta de todo lo que la ocasionó la depresión postparto a su cuerpo. Ella asegura que estaba preparada para su embarazo y sus secuelas. Sin embargo, se le pasó por alto prepararse para la depresión postparto, ya que se encontraba segura de su fuerza mental.

women-you women-heALTH

“Unas semanas después del nacimiento de mi bebé mi familia y amigos me decían lo lindo que era y que menos mal todo había salido bien porque conocían ciertos antecedentes que le habían pasado a conocidas y que debía estar pendiente”

“Yo me sentía sofocada con las nuevas responsabilidades, pero pensé que era la emoción”

“Empecé a sentir melancolía de la maternidad, que es bastante común para las nuevas madres, creí que esa sensación sería pasajera, pero los días se volvieron semanas y las semanas volvieron a dos meses, hasta que la situación se tornó grave”

“Al sentir que había algo más peligroso que la melancolía de la maternidad, decidí consultar a un médico” el cuál me indicó que estaba padeciendo de PPD

“PPD es una condición que se produce en una de cada siete mujeres, por lo que puede afectar a cualquier mujer,  independientemente de su historial de salud o de la familia. Su coincidencia me ha sorprendido y me ha hecho compartir mi experiencia.”

¡Esto fue lo que la PPD (Depresión postparto) le hizo a mi cuerpo!

1.- No podría amar a mi familia

Ellos me estaban cuidando y amando, pero yo no podía soportar su dulzura.

2.- No quería ni cocinar

Sencillamente no podía cocinar como lo hacía antes.

3.-No quería tener intimidad

Yo amo con todo mi corazón a mi pareja,  es el hombre de mi vida, el hombre que amo tanto. Pero sencillamente, le huía cuando percibía intenciones de tener intimidad.

4.- Sólo yo quería cuidar de mi bebé

Estaba bajo un estrés constante sobre mi capacidad para cuidar de mi bebé, realmente sólo yo quería cuidarlo.

5.- Todavía sentía dolores en el cuerpo

Los dolores estaban allí por todas partes. Mi espalda, los músculos de las piernas, los dolores de cabeza frecuentes, todo ello sumado a mis males.

6.- El insomnio se apoderó de mí

Nunca supe lo que era la falta de sueño hasta que me di a luz a mi hijo, era algo inexplicable.

7.- Lloraba sin razón

Yo no tengo una respuesta para eso, o tal vez no había ninguna respuesta en absoluto.

8.- La ansiedad por comer se apoderó de mi

No quería cocinar pero deseaba comer a cada rato.

9.- Sentía una preocupación extrema a todo

Yo necesitaba con urgencia un medidor de ansiedad. Todo a mi alrededor me inquietaba. Estaba preocupada si mi marido llegó tarde del trabajo,  si mi bebé lloraba de la leche, o si estaba sola.

10.- Se me olvidaban las cosas

Mi memoria estaba en el más débil durante este tiempo. Cuando quería decir algo  se me olvidaba de inmediato.

11.- Los gritos del bebé me ponían muy nerviosa

Me gustaba ver a mi bebé pero cuando gritaba sentía que me daba de todo.

Gracias a la intervención médica oportuna, pude salir de mi depresión y superar todo esto. PPD era el culpable, de todo. ¡No hay nada mejor que el amor de la familia, déjate ayudar!

Atentamente Aradhana

instah instah

Con información de i24Mujer

Te gustará de i24Videos: Estas son las vitaminas que necesita tu cuerpo para sentirse en óptimas condiciones


Síguenos en Facebook