Mujer: 9 consejos para gestión del tiempo de la mamá que trabaja en casa

consejos para mamas que trabajan en casa

La gestión del tiempo es un problema real para las madres que trabajan desde casa. La mayoría de nosotros estamos tratando de construir un negocio exitoso y equilibrar las tareas del hogar y nuestras familias para crecer cada día más, la razón por la que decidió quedarse en casa. Pero no es fácil trabajar desde casa, sobre todo si tienes niños pequeños. La mayoría del tiempo sentirá que está corriendo de un lugar a otro, sin embargo, los resultados al final del día, la mayoría de las veces son gratificantes.

Tener un horario es crucial, pero todos sabemos que con las cosas de los niños no siempre salen según lo planeado. Entre los resfriados, virus estomacales, golpes y contusiones y niños agotados, tenemos que aprender a lidiar con el día a día. Todavía es esencial disponer de un horario general para mantener todo normal y fluido.

Aquí hay algunas cosas que ayudan a controlar mi tiempo mientras se trabaja desde casa con los más pequeños.

  1. Establecer un horario. Esto realmente ayuda para que pueda esbozar tiempos escolares, comidas, siesta, diligencias y trabajos. Estro será la garantía de llevar su tiempo organizadamente y sacar el mejor provecho.
  2. ¿Cuándo te sientes más productiva? Averiguar a qué hora del día se obtiene esa ráfaga de energía. ¿Es por la mañana a las 10 am? O tal vez después del almuerzo? ¿O quizás para usted funcione mejor trabajar por las noches? Programe las actividades más importantes que usted debe hacer durante ese tiempo.
  3. Utilice un temporizador. Cuando te sientas a hacer una tarea programar el temporizador. Apague Facebook, Twitter, correo electrónico (quitan tiempo) y se centrarse en una tarea. Dése 15 – 20 minutos para la realización y luego tachar ese elemento de su lista.
  4. Crear un área designada para el trabajo y el juego. Esto es tan importante. Designe un área de su hogar solo para el trabajo, que no sea en la que usualmente comparte con su familia (por ejemplo, no use el comedor como sitio de trabajo). Podría ser tan simple como un pequeño rincón escondido en su dormitorio  o tal vez una habitación dedicada a su trabajo.
  5. Utilizar aplicaciones de productividad. Si tiene un teléfono inteligente, existen miles de aplicaciones que puede utilizar para programar y utilizar herramientas para facilitar su trabajo. Investigue en su icono de aplicaciones según sea el caso (Android, AppStore, Blackberry).
  6. Identificar las pérdidas de tiempo diario, que debe tratar de eliminar. Todos los tenemos. Tal vez sea la televisión, el teléfono celular o correo electrónico.¿Qué es lo que le distrae? Identificar estos elementos y asegúrese de eliminarlos de la mejor manera que pueda. Para algunos puede ser Facebook y Twitter.
  7. Tómese un tiempo para los niños es tan fácil cuando se trabaja desde casa para estar siempre pensando en los plazos, los correos electrónicos que necesitan responder, los trabajos que deben pasarse por escrito y las llamadas que necesitan ser hechas. Tratar de trabajar con los niños pequeños en todo no es fácil, especialmente si sienten que están siendo ignorados. Siempre trate de reservar un tiempo en su día (mañana, medio día y después de la cena) para alejarse del trabajo y simplemente estar con los chicos. Jugar, colorear, leer libros, e incluso bailar alrededor de la cocina. Luego, cuando llega el momento de trabajar, ya estarán satisfechos de estar con mamá y estarán dispuestos a jugar solos.
  8. Prémiese! Las madres tienen un trabajo duro, no importa si usted trabaja fuera de la casa, en la casa o hacer un poco de ambos. Tenemos que dejar de vez en cuando, dar un paso atrás y darse cuenta de todo lo que podemos lograr en un día. Es bastante increíble si se piensa en ello. Nos merecemos una buena recompensa de vez en cuando para ayudar a relajarnos y rejuvenecernos. Puede simplemente tomar un libro que ha querido leer, conseguir una buena pedicure, tomar un largo baño caliente o tal vez comprarnos  un nuevo conjunto. Sea lo que sea, no se olvide de darse un capricho.

Recuerde que es imposible hacerlo todo, pero con un poco de planificación, organización y priorización, puede ayudar a hacer que las cosas sean más manejables.


Síguenos en Facebook